«Tenemos que mejorar nuestra visibilidad para que los estudiantes nos consideren una posibilidad de destino profesional»

27 abril 2021 0
Xavier Matias-Guiu es jefe de servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario de Bellvitge y del Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida; catedrático de Anatomía Patológica en las Universidades de Barcelona y Lleida. Presidente de la Sociedad Española de Anatomía Patológica. Licenciado en Medicina en 1982; Doctor en Medicina en 1987; Especialista en Anatomía Patológica en 1987. Trabajo en el Hospital de Sant Pau entre 1983 y 202, y en el New England Medical Center en 1991-92. Tiene un amplio registro de publicaciones, especialmente en el campo del cáncer endocrino y ginecológico. Ha participado en las dos últimas clasificaciones de los cánceres endocrinos y gimnecológicos.

La anatomía patológica es una especialidad médica de la que todavía no se conoce mucho. ¿En qué consiste exactamente esta especialidad?

La Anatomía Patológica es la especialidad médica que realiza el diagnóstico de las enfermedades con el examen al microscopio de muestras de tejido (biopsias) o células (citologías). Es una especialidad muy transversal, ya que aportamos el diagnóstico a un número muy importante de enfermedades, que son manejadas por otros especialistas.

Para poner varios ejemplos, somos muy importantes en el diagnóstico de enfermedades cutáneas, o del riñón, mediante el examen de biopsias de piel o de riñón. No obstante, una parte muy significativa de nuestra actividad la dedicamos al cáncer. En el cáncer (y también en otros campos), integramos la imagen microscópica con los resultados moleculares que obtenemos en nuestras muestras. Es un campo interesantísimo.

¿Podría explicarnos, a grandes rasgos, en qué consiste el trabajo de un patólogo y cuál es su ámbito de actuación?

Consiste en procesar y examinar al microscopio muestras de tejido (biopsias) o células (citologías) de pacientes, y en analizar estos tejidos mediante técnicas moleculares. Pero más importante aún, en trasladar estos resultados en un informe que permita mejorar el manejo clínico de los pacientes.

Entonces, ¿tienen relación directa con los pacientes?

El paciente siempre está presente en nuestra toma de decisiones. Nosotros somos médicos que diagnosticamos a pacientes, con nuestro microscopio o con las técnicas moleculares.

En algunos servicios de Anatomía Patológica, es el patólogo el que obtiene muestras citológicas mediante punción aspiración. Por eso, establecemos contacto directo con el paciente. Fuera de esta situación, nuestro trabajo está en el laboratorio y, sobre todo, en los comités multidisciplinares de diversas especialidades, en los que se deciden los tratamientos en base a nuestro diagnóstico.

Aunque el paciente no nos conozca, nosotros siempre tenemos al paciente presente, al realizar nuestros diagnósticos. Somos médicos; y nuestra interpretación se hace siempre en consonancia con la historia clínica del paciente.

¿Y con el resto de profesionales sanitarios? ¿Cómo es esta relación?

Nos necesitamos mutuamente. Necesitamos el contexto clínico del paciente para efectuar nuestro diagnóstico, y nuestros compañeros necesitan nuestro diagnóstico para tomar decisiones de manejo y tratamiento de pacientes.

El contacto personal o telefónico con nuestros compañeros es constante, pero adquiere su máxima dimensión en los comités multidisciplinares, que existen en todas las especialidades, en los que nuestros diagnósticos tienen una repercusión directa en el manejo y tratamiento de los pacientes. Por poner un ejemplo, nuestro papel es fundamental en los comités multidisciplinares del cáncer: los comités de tumores.

Son reuniones periódicas, en los que los patólogos, oncólogos médicos, oncólogos radioterápicos, cirujanos de diversas especialidades (cirujanos, ginecólogos, urólogos, neurocirujanos, etc.), enfermeros oncológicos, radiólogos, nos reunimos para tomar decisiones consensuadas sobre los pacientes. Y nuestro diagnóstico y los resultados moleculares que obtenemos son muy importantes.

Es una herramienta fundamental para la individualización del tratamiento, lo que llamamos Oncología de Precisión. Somos elementos imprescindibles en los comités de tumores; el paciente no lo sabe, pero somos necesarios para que sea tratado de la mejor manera posible.

Otro de los trabajos más comunes de los patólogos es la asistencia en la realización de autopsias y apoyo a la investigación, ¿no?

Nosotros realizamos autopsias clínicas, las que se realizan en pacientes que fallecen en el hospital. Son autopsias distintas a las que hacen los médicos forenses. La autopsia es un ejercicio médico de una importancia fundamental, que ayuda a médicos y enfermeros a aprender.

Cada paciente tiene un contexto distinto, y hay pacientes que siguen cursos clínicos inexplicables, que solo la autopsia puede aclarar. Cuando la autopsia ha terminado, todo lo que le ha pasado al paciente queda explicado. La medicina es muy compleja y las enfermedades siguen cursos muy diversos, a veces inexplicables. La autopsia es una herramienta fundamental de aprendizaje en los hospitales.

La Anatomía Patológica es una de las especialidades médicas que permite combinar la asistencia médica y la investigación. Nosotros “vemos” las lesiones cada día. En el caso del cáncer, nosotros “vemos” el cáncer cada día. Vemos como las células cancerosas utilizan miles de mecanismos para sobrevivir, extenderse a otros órganos. Esto nos permite entender muy bien lo que hace la célula cancerosa. Con las técnicas moleculares que tenemos, ayudamos a entender los mecanismos de progresión de los tumores.

¿Se están produciendo avances en esta especialidad médica? ¿Podría ponernos algún ejemplo?

Podría poner dos ejemplos de lo que previsiblemente viene en los próximos años. Una es la patología Digital. La posibilidad de dejar el microscopio y examinar nuestras biopsias y citologías en formato digital, en nuestros ordenadores, con toda la ayuda de estrategias de inteligencia artificial, que nos serán de gran ayuda para mejorar nuestra capacidad de diagnóstico, de predicción de respuesta al tratamiento y de pronóstico.

Es un campo apasionante. La incorporación (que ya es realidad en muchos centros) de tecnologías moleculares muy avanzadas, como la Secuenciación Masiva o Secuenciación de última generación que permite identificar decenas, o incluso centenares de alteraciones moleculares, que son de gran utilidad para el diagnóstico, pronóstico, o predicción de respuesta a tratamientos.

Estos dos aspectos se conjugan en una nueva dimensión que es la patología computacional, que permitirá aunar la información aportada por la imagen digital y la aportada por los estudios moleculares de alto rendimiento. Los patólogos del futuro inmediato van a tener una campo apasionante de desarrollo profesional.

Vivimos una situación excepcional, provocada por la Covid-19, ¿cuál ha sido el impacto de este virus en la anatomía patológica? ¿Cómo se ha visto afectado el trabajo de los profesionales?

Los patólogos de todo el mundo hemos contribuido a entender que hace este virus para producir esta sintomatología clínica tan característica y también a entender los posibles tratamientos.

No ha sido fácil, porque hay que utilizar medidas de bioseguridad cuando se manejan muestras de pacientes afectos de coronavirus, y, muy especialmente, cuando se efectúan autopsias a estos pacientes. Hemos tenido que adaptarnos a esta realidad para asegurar la protección biológica de patólogos y técnicos de Anatomía Patológica.

En España son pocos los servicios de Anatomía Patológica con salas de autopsia con las medidas de bioseguridad necesarias. La Sociedad Española de Anatomía Patológica y la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología clínica, están realizando un estudio prospectivo para realizar autopsias en pacientes afectos de esta enfermedad, seleccionados por criterios clínicos coherentes, y en los servicios con medidas de bioseguridad necesarias. Esperamos tener resultados en una cincuentena de casos en los próximos meses.

Centrándonos ahora en la Sociedad Española de Anatomía Patológica, ¿cuáles son los principales objetivos de esta entidad?

La SEAP es la organización que aglutina a los patólogos de nuestro país. Los fines que persigue son sin carácter limitativo, la promoción, desarrollo y divulgación de la especialidad de Anatomía Patológica en sus aspectos asistenciales, docentes y de investigación, la promoción de iniciativas formativas y las condiciones de ejercicio profesional de la especialidad, así como de celebración de reuniones y congresos relacionados con dicha especialidad.

Mantener colaboraciones de todo tipo con fundaciones, asociaciones, instituciones, entidades y órganos de la administración pública estatal, autonómica o municipal y usar para ello su persona, instalaciones y medios.

Por último, ¿considera que es la situación de la anatomía patológica en España es buena? ¿O cree que hay que mejorar algunos aspectos?

Somos poco conocidos, tanto por los pacientes en general, como por los estudiantes de Medicina. Creo que tenemos que mejorar nuestra visibilidad, para que los pacientes sean conscientes de lo importantes que somos en su vida, y para que los estudiantes de Medicina nos consideren una posibilidad de destino profesional.

El artículo «Tenemos que mejorar nuestra visibilidad para que los estudiantes nos consideren una posibilidad de destino profesional» se publicó primero en Noticias en Salud.


Deja un comentario


logo-centro-medico-el-eden

Centro Médico El Edén

C/Alcántara, 33 Totana 30850 Murcia

Teléfono: +34 968-420-766

Copyright by Lorca Comunicación @ 2020. Todos los derechos reservados.

A %d blogueros les gusta esto: