¿Para qué sirve el estudio de las pisadas?

19 mayo 2021 0

Es una acción que realizamos miles de veces a lo largo de un día: pisar. Los pies son imprescindibles para andar y están sujetos a numerosos condicionantes que les pueden dañar. Por ello es importante realizar un análisis exhaustivo del movimiento. Pero… ¿En qué consiste un estudio de la pisada?.

El estudio de la pisada corresponde a un examen y análisis del pie, ya sea tanto en pausa como en movimiento; es decir, cuando está parado o andando. En este estudio se incluye la respuesta de otros músculos necesarios para la acción de caminar, como son la rodilla, columna o cadera. Cualquier disfunción en alguno de ellos altera la calidad de la pisada. De esta manera, el análisis plantar permite corregir también disfunciones en dichas partes del cuerpo.

Los tipos de estudio de la pisada son varios y corresponden a diferentes objetivos. En líneas generales, esta observación ofrece un diagnóstico detallado acerca de la salud podal de una persona. Esto es determinante a la hora de prevenir lesiones, ya que muchas de ellas se producen en los pies. Esta situación afecta tanto a deportistas como a aquellos que no suelen hacer deporte. Cabe recordar, en este punto, que los pies constituyen la principal herramienta de movilidad en el cuerpo humano.

Fases

El estudio de la pisada tiene varias fases e incluye desde el tipo de calzado a un análisis técnico. Además del análisis de la vestimenta, en la primera fase del proceso se aporta información sobre las actividades deportivas que realiza el paciente. Cada modalidad deportiva tiene unas características concretas y se realiza sobre distintos tipos de terreno. El segundo paso es realizar una exploración del pie bajo una posición estática. Esto permite saber si el usuario presenta alguna anomalía o si existe relación con problemas que se presentan en otras partes del cuerpo. El último paso consiste en un análisis de la pisada cuando el pie está en movimiento. Es un análisis que se realiza bajo diferentes posturas del pie y ofrece información acerca del tipo de pisada. Esta puede ser supinadora porque existe una inclinación hacia el exterior; pronadora, cuando se produce hacia el interior; o neutra. 

Tras el estudio de la pisada, llega el diagnóstico, en el que se indican los posibles problemas que presentan los pies. Es una observación que tiene una doble función: indicadora de una anomalía o preventiva, ya que es aconsejable realizar este tipo de estudios también para aquellos ciudadanos que, aparentemente, no tienen malas sensaciones. Los avances de la tecnología permiten afrontar este estudio con las mejores herramientas y garantías de certeza, ya que las clínicas podológicas cuentan con un material potente e innovador, como el análisis plantar 3D.

¿A dónde acudir?

Realizar un estudio de la pisada de forma periódica es la mejor opción para mantener una buena salud del pie. Visita a un podólogo de confianza con cierta frecuencia para que los profesionales pueden revisar el estado y valorar así la posibilidad de llevar a cabo dicho estudio. El estudio de la pisada puede realizarse en cualquier momento, aunque no haya síntomas negativos, e incluye en su ratio a todas las edades, desde el público infantil a aquel más longevo. 

Todos los grupos de edades

Niños, adolescentes, adultos o mayores. Todos los colectivos se benefician del estudio de la pisada. En el caso de los más pequeños, dan sus primeros pasos y corren a medida que se van desarrollando sus músculos. Es una etapa clave que define su situación en el futuro. La revisión de los pies permite corregir alteraciones o adelantarse a futuros problemas. Gracias a este examen, es posible conocer si el niño necesita plantillas para que su pie tenga un correcto crecimiento y desarrollo. 

La adolescencia también es una etapa importante, donde se suelen generar lesiones debido al crecimiento, especialmente en los talones. Los jóvenes pueden achacarlas a algún golpe; pero en ocasiones es una cuestión de mayor importancia. Los adultos tampoco se escapan de los cambios en los pies. Pierden fuerza muscular y esto puede afectar a estos músculos. El surgimiento de callos o sobrecargas es fruto de la edad y esto puede tener solución si se realizan las correspondientes revisiones periódicas. Los problemas se agravan en las personas mayores, pero no hay que dejarlo de lado, ya que también tienen solución. Cada vez más ancianos han mejorado su pisada y bienestar gracias a plantillas.

El estudio de la pisada adquiere una importancia capital en deportistas, quienes están más sometidos a lesiones y problemas en los pies debido al aumento de la intensidad y carga a las que estos se exponen. Poder correr y pisar cómodamente, sin alteraciones, reduce notablemente el riesgo de lesiones, tanto en los pies como en otras partes del cuerpo. Una correcta radiografía de la situación se consigue, únicamente, a través del análisis plantar.

El artículo ¿Para qué sirve el estudio de las pisadas? se publicó primero en Noticias en Salud.


Deja un comentario


logo-centro-medico-el-eden

Centro Médico El Edén

C/Alcántara, 33 Totana 30850 Murcia

Teléfono: +34 968-420-766

Copyright by Lorca Comunicación @ 2020. Todos los derechos reservados.

A %d blogueros les gusta esto: