«La pérdida del olfato y del sentido del gusto nos hicieron sospechar de cuál era la puerta de entrada del virus»

29 junio 2021 0
Jaime Marco es licenciado en Medicina y cirugía por la Universidad de Valencia en 1979. Ha publicado 56 publicaciones en las revistas internacionales de ORL, Acta Otolaringologíca Escandinava, Otolaryngology Head and Neck Surgery, Hearing Research, Laryngoscope, British Journal of Pharmacology, Archives of Otorhinolaryngology, Otology & Neurotology y 197 publicaciones en revistas nacionales. Actualmente, es el presidente de la SEORL-CCC.

La otorrinolaringología es una especialidad algo desconocida para la gente en general, que suele asociarla únicamente con problemas de oído. ¿Podría explicarnos en qué consiste esta especialidad?

Como bien dice, la ORL es la especialidad del oído, pero también de la faringe, la laringe, las fosas y los senos paranasales también tenemos la cabeza y el cuello. De hecho, la denominación de Sociedad Española de Otorrinolaringología se añade Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL y CCC). Por lo demás, nos encargamos de función auditiva, de la fonación y de los sentidos del olfato y el gusto y de la deglución.

La patología del ronquido y las apneas durante el sueño también son tratadas por los otorrinolaringólogos, entre otros especialistas. También quiero señalar que las glándulas salivares y las glándulas tiroides y paratiroides forman parte de nuestro programa docente MIR. Hoy en día es habitual en los grandes Servicios de ORL y CCC en los grandes hospitales la actividad otoneuroquirúrgica a través del hueso temporal y de la base de cráneo a través de las fosas nasales con la colaboración y ayuda de nuestros compañeros neurocirujanos. La plástica facial, en general, y la rinoseptoplastia, en particular, son también objeto de nuestra especialidad.

¿Cuáles son los problemas o patologías más habituales que suelen tratar los otorrinolaringólogos?

Los más frecuentes son las infecciones de las vías respiratorias altas en las que hay que incluir el oído a través de la trompa de Eustaquio; faringitis amigdalitis, otitis, alteraciones inflamatorias de la laringe y sinusitis. Pero no podemos olvidar las desviaciones del tabique nasal y las hipertrofias de los cornetes nasales. Desde luego, la perdida de audición es una de las causas más frecuentes de consulta tanto en niños como en adultos de cierta edad.

¿Se podrían prevenir?

La mejor prevención para las infecciones de las vías altas es la vacunación contra los patógenos habituales, así hemos podido observar como en las nuevas generaciones, que fueron vacunadas contra estos patógenos, todas estas patologías han disminuido de forma clara. Las mascarillas que ahora todos utilizamos también demuestran ser efectivas para prevenir faringitis y amigdalitis además de la gripe tal y como estamos comprobando. En general una buena ventilación nasal ayuda a evitar todos estos problemas

Centrándonos de nuevo en la especialidad, ¿cómo se encuentra actualmente? ¿Cómo le ha afectado la crisis sanitaria provocada por la Covid-19?

La Otorrinolaringología es una especialidad viva que sigue creciendo en los límites anatómicos y funcionales, como he señalado en respuesta a la primera pregunta y evolucionando en las patologías tradicionales de la ORL. Es una especialidad que se desarrolla con fuerza. La prueba es un crecimiento en cantidad y calidad en el sistema MIR español y de otros países.

Nos ha afectado muchísimo, ya que el COVID asienta en primer lugar en la naso y orofaringe, que es nuestro campo de acción, y en donde las exploraciones habituales tradicionales o con fibrosocopio producen los temidos aerosoles por medio de tos, saliva o estornudos. Por desgracia muchos compañeros se han visto afectados por la pandemia y cinco de nuestros socios han fallecido debido a la misma. Hoy una consulta de ORL es un lugar que parece más un laboratorio espacial que una clínica tradicional. Aparte de mascarillas y guantes usamos todo tipo de protecciones EPI incluidas gafas y viseras.

En cuanto a la patología, han sido la perdida del olfato (anosmia) y del sentido del gusto (ageusia) las que nos hicieron sospechar desde el primer momento cuál era la puerta de entrada del virus, también estamos analizando ahora desde la SERL y CCC el papel del COVID en la perdida de audición.

Las nuevas tecnologías y las redes sociales están presentes en todos los ámbitos laborales, incluido en el de la salud. ¿Cómo ha impactado internet en vuestro día a día como profesionales?

Ha cambiado nuestra forma de actuar, de estudiar, de evaluar a nuestros pacientes, de almacenar nuestra información y de comunicarnos. En el pasado mes de octubre la SEORL y CCC lanzo la WebApp para actualizar la formación en ORL en colaboración con GSK y GAES/Amplifon, muy versátil con vídeos, acceso a los artículos referenciados y que tiene 108 capítulos que cubren toda la especialidad y que se puede consultar on line y bajar.

En cuanto a materia de investigación, ¿qué retos afronta la especialidad?

La investigación en la Otorrinolaringología es muy variada y afecta a todos los campos de la misma que son múltiples, pero me centraría en la hipoacusia neurosensorial y el vértigo y el cáncer de cabeza y cuello tanto en el plano más básico como en la investigación clínica. Prueba de ello son las numerosas publicaciones de los otorrinolaringólogos españoles en revista de gran calidad y de elevado factor impacto

¿Se apuesta por la investigación en la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello?

Siempre ha sido uno de los objetivos de la SEORL y CCC, prueba de ello es que una de las comisiones de la SEORL y CCC se denomina así y en nuestro congreso siempre tenemos un fórum de investigación con comunicaciones de alto nivel. En un país donde la investigación en especialidades quirúrgicas suele ser precaria y muy difícil, a costa siempre del esfuerzo y dedicación del otorrinolaringólogo la SEORL y CCC siempre procura apoyar y ayudar con sus becas la investigación en nuestro campo

Para finalizar, ¿hacia dónde cree que va el futuro de esta especialidad?

No nos ponemos ningún límite, imaginar el futuro en Medicina y Cirugía es siempre quedarse atrás. Yo terminé mi residencia en 1983 y de lo que yo aprendí en técnicas de exploración, cirugía, tecnología y tratamientos creo que en un 80% han sido ampliamente superados.

Vamos hacia técnicas de exploración y diagnóstico cada vez más objetivas y fiables, con una tecnología que es superada anualmente y una cirugía cada vez más técnica y a la vez más asequible para todos los especialistas- Más y mejores soluciones parta nuestros pacientes. El futuro lo veo cada día en mi campo de especialización la otología y otoneurocirugía y el tratamiento de la hipoacusia y del vértigo.

El artículo «La pérdida del olfato y del sentido del gusto nos hicieron sospechar de cuál era la puerta de entrada del virus» se publicó primero en Noticias en Salud.


Deja un comentario


logo-centro-medico-el-eden

Centro Médico El Edén

C/Alcántara, 33 Totana 30850 Murcia

Teléfono: +34 968-420-766

Copyright by Lorca Comunicación @ 2020. Todos los derechos reservados.

A %d blogueros les gusta esto: