Últimas noticias

SALA DE PRENSA


21 septiembre 2020 Centro médico El Edén0

La semana pasada hablamos de algunas cosas que puedes sentir durante el tiempo en que el Covid-19 visita a la humanidad. Hoy quiero centrarme en las emociones y pensamientos… los ladrillos con los que construyes tu realidad. Parece que el Covid provoca ciertas producciones en tu mente… casi como si se contagiara también a través de las emociones.

Quiero que sepas una cosa… es un
secreto… ven que te lo susurro…

La
realidad la creas tú cada día desde tu mente, desde tus emociones y
pensamientos
… Sí… así es… sé que no te lo esperabas… te
voy a explicar algunas cosas más, ¿me acompañas?

Regulando
mis emociones… aquietando mi mente
: Tus emociones son compañeras
que te visitan de vez en cuando… un poco como el Covid… que son capaces de
revolucionar todo en tu mente y cuerpo. Estas emociones a veces son tan
intensas que te dejan sin aliento, otras veces son más débiles y observas su
presencia pero sin pelearte con ellas.

Las
emociones que puedes sentir en esta etapa que estamos viviendo, son muchas:
miedo, ansiedad, tristeza, enfado, frustración, impotencia, angustia… Eres
alguien único y las emociones que sientes también son únicas… fíjate lo
especial que eres.

Más allá de
la emoción concreta que sientas, hay algunas cosas que puedes hacer para
regularlas…

  • Escucha a tus emociones…: Esta
    escucha es peculiar porque no la haces con tus orejas, sino que lo haces con tu
    cuerpo. Debes saber que toda emoción se expresa en el cuerpo porque la mente y
    el cuerpo son uno… se comunican constantemente. De modo que la próxima vez que
    la emoción te visite… observa… observa tu cuerpo… ¿dónde
    se expresa? ¿es un nudo en el estómago? ¿acelera tu corazón? ¿tal vez te hace
    respirar más rápido y superficial? ¿te provoca diarrea? ¿es la causante de tu
    dolor de cabeza?
    conviértete en
    detective.
  • Respira…. Si llevas
    un tiempo leyéndome, ya sabrás que soy fan absoluta de la respiración… obviamente
    porque sin ella no vivimos, pero también porque cuando comenzamos a respirar
    con calma y a observar este ciclo del cuerpo, la mente frena… se calma. Y esto
    ocurre porque cuando respiras con calma, envías la idea a tu cerebro de que no
    existe una amenaza para tu vida… que todo está bien. Y este sencillo paso, es
    la mejor manera de regular tus emociones (especialmente cuando son muy
    intensas).
  • Saca de tu cuerpo y mente
    la emoción…
    :
    En mi experiencia profesional me he dado cuenta de que saber lo que sentimos es
    importante, pero que también debemos sacar la emoción de nosotros. Y esto lo
    puedes hacer de diferentes maneras, entre ellas: escribiendo cómo te sientes,
    dibujando a la emoción tal y como sería si saliera de tu cuerpo, saliendo a
    correr para que la emoción se mueva y siga su camino, hablando con la emoción
    para que te indique por qué aparece…

Anticipando menos… viviendo en el presente: Tu mente quiere protegerte y eso hace que en ocasiones sea tan sobre protectora que trae hasta ti situaciones que aún no han sucedido pero que podrían ocurrir. Eso es lo que ocurre cuando anticipas… cuando empiezas a pensar en los peores escenarios posibles… “He contraído el virus… se lo he pasado a mi padre… se lo he contagiado a mis amigos, en el trabajo… ¿habré sido yo quien ha comenzado la pandemia mundial?

Tal vez te
parezca un poco exagerado lo que acabo de escribir, pero tu mente funciona así…
se enreda en sí misma hasta que no sabe qué hacer y te sientes profundamente
angustiado y agotado.

Cuando
anticipas, cuando te imaginas las peores situaciones posibles, estás viviendo
en el futuro… un tiempo que aún no ha llegado y que no puedes conocer porque no
eres vidente (yo tampoco lo soy). Estos pensamientos te crean mucho malestar y
por eso te doy algunas pautas para que no te dejes llevar por las
anticipaciones:

  • No imagines cosas que no existen en el ahora: Está bien ser previsor pero anticipar cosas negativas solo te llevará a la ansiedad, tristeza, frustración y al miedo… y cuando sientes estas emociones, eres incapaz de ir más allá de ellas. De modo que cuando seas consciente de que llegan a ti estos pensamientos, respira con calma y di mentalmente algo como… “Inspiro y alejo este pensamiento de mi mente… espiro y siento la calma que hay en mí… inspiro y el pensamiento se va poco a poco… espiro y me siento tranquilo”.
  • ¿Qué harías en el peor de
    los casos?
    :
    Tener pensamientos que solo te agobian no te ayuda en nada, pero tener un plan
    en el peor de los casos, sí. De modo que piensa en algunas cosas… ¿qué harías si dieras positivo? ¿dónde vivirías? ¿con quién te
    aislarías? ¿a quién avisarías para que se hiciera la prueba? ¿cómo te organizarías
    con tus responsabilidades?
  • ¿Qué harías en el mejor de
    los casos?:

    Recuerda que el pensamiento no es la realidad… es una anticipación de lo que
    puede ocurrir… de modo que al igual que puedes dar positivo en el PCR, también
    puedes dar negativo… ¿qué harías si no tuvieras el
    virus? ¿cambiaría tu vida? ¿saldrías de vacaciones? ¿qué harías el fin de
    semana?

No
creas todo lo que dice tu mente…
recuerda que ella está atrapada
en el cráneo y toda la información que tiene es la que crea dentro de sí misma
o la que recrea con la información que le llegan de tus sentidos.

El
contagio es accidental:
En caso de tener el Covid-19, tal
vez hayas contagiado a otros sin saberlo. Si te has sentido culpable por ello,
has de saber que has contagiado sin saberlo, tu intención no era hacer daño a
otros ni extender el virus. Avisa a aquellos que has visto y con quienes has
quedado antes de saber que estabas contagiado, aíslate el tiempo que te
recomienden los médicos y cuando salgas a la calle, lleva mascarilla y lávate
las manos de manera habitual. Aunque tengas anticuerpos, debes protegerte para
proteger a otros.

Creo
que esta pandemia es una oportunidad para ser más generosos, empáticos y
compasivos
.
Y esto lo podemos lograr al llevar puesta la mascarilla… es molesta para todos,
en verano da mucho calor y nos parece algo poco natural… pero al llevarla
puesta te cuidas tú y cuidas a los demás… y esas emociones son las que nos
hacen avanzar como humanidad.

El artículo Conviviendo con la Covid-19: Parte II se publicó primero en Noticias en Salud.



21 septiembre 2020 Centro médico El Edén0
Manuel Antonio Fernández es pediatra especializado en neurología del desarrollo. Lleva años ayudando a muchos padres a encontrar la causa de los problemas de sus hijos: problemas de aprendizaje, comportamiento, maduración o desarrollo, entre otros. En su blog elneuropediatra.es escribe artículos sobre estos temas para padres. También ha elaborado guías prácticas paso a paso para averiguar cuál es la causa de los problemas más habituales junto con los pasos para ponerle solución.

Para empezar, ¿podría explicarnos qué es exactamente la neuropediatría?

La
Neuropediatría es el área de la pediatría que se encarga del cuidado del
sistema nervioso desde el momento en el que se empieza a crear hasta que
finaliza su desarrollo. 

Este periodo va desde la 3ª semanas de embarazo hasta más allá de los 18 años. Incluye tanto la promoción de la salud, como la prevención y tratamiento de las patologías neurológicas e incluso la rehabilitación. Incluye todas las estructuras del sistema nervioso (cerebro, médula, nervios…) y además, abarca toda patología originada en ellos independientemente de la sintomatología que provoque. Por ejemplo, aunque la depresión sea una patología que normalmente trata la psiquiatría, al tener su origen en el sistema nervioso, es claramente una patología neurológica.

Entonces, ¿cuáles considera que son, actualmente, los problemas neurológicos más comunes en los niños? ¿Y los más graves?

Este tema suelo dividirlo en 3 áreas. El primero de ellos son los problemas de aprendizaje y/o conducta. Estos suman un 25% aproximadamente:

  • El Trastorno por déficit de atención y/o hiperactividad: 7%.
  • La dislexia: 8%.
  • Las altas capacidades disfuncionales: 9%.

La segunda área son los problemas de maduración o desarrollo, donde se encuentra el retraso madurativo, el autismo y el síndrome de Asperger. Y, por último, otros problemas neurológicos, como las migrañas, epilepsias y trastornos del sueño.

¿Tienen que ver los padres con el neurodesarrollo de sus hijos? Y si es así, ¿qué pueden hacer los padres para que este desarrollo sea adecuado?

La buena evolución del proceso de neurodesarrollo depende de dos factores fundamentales: la genética y el cuidado durante su desarrollo. 

Si no hay ningún problema de base genética, el cuidado empieza con el embarazo planificado. Por ejemplo, la toma de ácido fólico para prevenir los defectos medulares del tipo espina bífida. 

Un aspecto fundamental es la atención en el parto para evitar la falta de oxígeno y la parálisis cerebral que esto genera. De ahí la importancia de que el parto esté asistido por personal especializado (matrona, ginecología y pediatría) con medios para solucionar situaciones de complicación.

A partir de ahí, el cuidado del neurodesarrollo es muy amplio.

Por lo
tanto, ¿cuándo deben llevar los padres a sus hijos al neuropediatra?

Aunque
en España apenas está desarrollada, la neuropediatría prenatal es un área a
tener en cuenta ante situaciones en las que ha habido problemas neurológicos en
hijos previos o si se detecta alguna alteración del sistema nervioso durante el
embarazo. 

Aparte
de esta función previa, ante cualquier detección de problemas de desarrollo, el
neuropediatra puede ser una opción muy útil. 

Un aspecto importante a destacar es que los padres no suelen saber que los problemas de aprendizaje y conducta tienen con frecuencia un origen neurológica. La hiperactividad, el déficit de atención, los trastornos de conducta, la dislexia…. Son problemas en los que el papel fundamental es del neuropediatra, aunque los padres suelan recurrir de entrada al psicólogo o pedagogo habitualmente

Uno de
los trastornos más destacados es el autismo, ¿de qué forma influye la
neuropediatría en su detección?

La
neuropediatría, teniendo en cuenta que el autismo es un trastorno del
desarrollo y visto todo lo que te he comentado hasta ahora, sería la
especialidad adecuada para la coordinación del diagnóstico y el
tratamiento. 

Un
Neuropediatra es un pediatra especializado en neurología infantil y por lo
tanto, es el profesional que mejor conoce las peculiaridades del desarrollo del
niño y sus alteraciones

¿Cómo
ha ayudado el avance de las nuevas tecnologías a la neuropediatría y a los
tratamientos de estos trastornos?

Las nuevas tecnologías han permitido dar un enorme salto en todos los procesos diagnósticos y terapéuticos en la neurología infantil. La genética, las pruebas de neuroimagen, las pruebas de evaluación eléctrica cerebral, la inteligencia artificial, la RV y el RA… Han permitido objetivar síntomas y medir perfectamente cuestiones antes imposibles de cuantificar.

La
realidad virtual tiene un papel importante, ¿no?

Donde mejores resultados conseguimos con la realidad virtual es en el diagnóstico del TDAH.  En tan solo 17 minutos, y gracias a un dispositivo móvil con unas gafas, se pueden medir la atención, la hiperactividad o la impulsividad en niños desde los 6 años. 

Es la
mejor forma de acabar con los «incrédulos» y demostrar las
dificultades que tienen estos chicos

¿Por qué cree que, actualmente, se diagnostican con tanta frecuencia este tipo de problemas y se afirma que hay más casos que en épocas anteriores?

Hay dos motivos principales para que se dé esta situación. El primero de ello es que los avances en el conocimiento de estos problemas y en la tecnología permiten detectarlos más y mejor e incluso antes.

El segundo es la mejora en la concienciación de los padres, los educadores y la sociedad en general. Lo que antes se valoraba como un problema de interés o capacidad, hoy se intenta solventar buscando algún posible problema de aprendizaje, cosa que se detecta en la mayoría de los casos. 

En
resumidas cuentas. No se trata de que haya más, sino de que se detectan más y
mejor.

El artículo «Los padres no suelen saber que los problemas de aprendizaje y conducta tienen, con frecuencia, un origen neurológico» se publicó primero en Noticias en Salud.



21 septiembre 2020 Centro médico El Edén0

El escenario cambiante a nivel de salud pública que estamos viviendo impacta directamente en la organización del sistema sanitario y del sistema educativo, que en algunos aspectos son interdependientes.

Según las resoluciones de las instituciones educativas, la vuelta al colegio en este momento tiene que ser presencial para todos los niños de Educación Primaria y Educación Especial. Las instrucciones, tanto del Ministerio como de las Consejerías, están enfocadas en esa línea aludiendo a lo imprescindible de la figura del docente en la educación de los niños, cuestión casi incontestable para la generalidad de los niños y la mayoría de los momentos.

Pero en un escenario tan complejo y cambiante como el que vivimos se debe tener en cuenta otras consideraciones de salud a la hora de tomar la decisión de que un niño acuda o no de forma presencial al colegio. Según la doctora Mara Parellada, Coordinadora de Atención Médica Integral a Trastornos del Espectro Autista del Hospital Gregorio Marañón y miembro de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) y la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB), así como de la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y del Adolescente (AEPNyA), hay, al menos, cuatro aspectos a considerar.

El primero de ellos es la capacidad de los niños de cumplir con las recomendaciones sanitarias de reducción de contagio. Un gran número de niños con discapacidad intelectual o con patologías neurológicas o de salud mental pueden tener problemas a la hora de una adecuada comprensión de las indicaciones o de su razonabilidad, lo que dificulta el uso adecuado de la mascarilla o que minimicen el contacto físico con otros niños.

La vulnerabilidad de salud específica de algunos niños, especialmente en el caso de niños con afectación de cualquier tipo en el sistema nervioso central. Cada vez se acumula más evidencia del posible impacto neurológico de la infección por SARS-CoV-2. La alteración previa en el neurodesarrollo y la limitada capacidad de reparación ante nuevas noxas (como una infección viral de afectación neurológica) tiene probablemente un impacto de mayores consecuencias en estos niños.

La situación socioeconómica y laboral de la familia. La convivencia con abuelos o los riesgos en relación con la continuidad de los trabajos de los padres en escenarios cambiantes de necesidad de cuidado de hijos son aspectos importantes. El primero de los escenarios (convivencia con personas mayores) puede aumentar el riesgo de salud familiar derivado de un potencial contagio. El segundo, además del impacto económico, supone un factor estresante de alto nivel (la posible pérdida de ingresos) que impacta en la salud mental de la familia y de sus componentes.

Cualquier situación de desventaja social o experiencias vitales previas que incrementen la ansiedad o miedo de la familia en relación con la enfermedad pueden inclinar la balanza hacia el perjuicio (frente al beneficio) de la presencialidad, en menores concretos.

Adecuación de los centros escolares a las normas sanitarias. El cumplimiento estricto de medidas sanitarias en algunos colegios, especialmente en centros de educación especial o con niños sin capacidad de cumplir con las acciones individuales que debemos tomar todas las personas en este contexto de pandemia, hace que en estos entornos las medidas sanitarias (presencia de enfermería, mayor número de profesionales para tener suficiente capacidad para monitorización de síntomas, de infectados, aislamientos, test apropiados en cada momento, etc.) deban estar totalmente garantizadas.

El desarrollo de los niños se ve afectado por múltiples factores individuales (de fortaleza y de vulnerabilidad), familiares y del entorno (incluyendo la escuela)”, asegura la doctora Parellada.

La relación con iguales, habitual en entornos estructurados y no estructurados (aula, patio), es un factor importante en el desarrollo socioemocional de los niños, pero no el más importante en todos los casos en situaciones cambiantes e impredecibles como las actuales, cuando se necesitan respuestas individualizadas según el balance beneficio-riesgo de cara al desarrollo, salud y educación de cada niño.

En esta situación, más que nunca, es necesario buscar las mejores soluciones, replicando aquellas de comunidades autónomas y de otros países donde se están teniendo en cuenta múltiples factores y la opinión de distintos expertos en distintas disciplinas. Solo así, con el interés de los distintos menores en el foco de las decisiones y normativas se podrán alcanzar directrices adecuadas”, concluye.

El artículo La Salud Mental debe ser clave en la toma de decisiones sobre la vuelta al colegio de los niños se publicó primero en Noticias en Salud.



21 septiembre 2020 Centro médico El Edén0

Los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tienen una capacidad disminuida para practicar ejercicio físico que influye en su capacidad para realizar actividades de la vida diaria (ADL) sencillas, como comer, beber o lavarse, o complejas. Además, esta capacidad de hacer ejercicio mermada se puede aumentar y, con ello, la capacidad de realizar actividades de la vida diaria, según un estudio del Departamento de Fisioterapia de la Universidad de Hacettepe, de Ankara (Turquía), publicado en Archivos de Bronconeumología, la revista científica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Los estudios que relacionan las actividades de la vida diaria con la capacidad máxima de ejercicio de los pacientes con EPOC han sido limitados hasta ahora. Sabíamos que los pacientes con un grado moderado y severo de esta enfermedad respiratoria tienen menor capacidad de hacer ejercicio físico y también actividades de la vida diaria simples como lavarse, beber o comer, y más complejas, como hacer las tareas domésticas, reparaciones o llevar las finanzas de su hogar. Este estudio turco, aunque sea con una muestra discreta de pacientes, es una aportación importante para aclarar esta cuestión, porque ha demostrado que, efectivamente, la capacidad de hacer ejercicio físico se correlaciona con la capacidad para hacer las actividades de la vida diaria. De confirmarse, esto deberá tenerse en cuenta en los programas de rehabilitación pulmonar de estos pacientes de tal forma que no solo se busque mejorar la capacidad física sino también estudiar y analizar el impacto de los programas en la mejora en la realización de estas actividades cotidianas, probablemente a los pacientes les parezca más interesante poder asearse o vestirse, o salir a pasear con menor sensación de ahogo, que caminar más metros en un test de esfuerzo de los que habitualmente les hacemos para valorar el efecto de la rehabilitación”, explica Antonio Ríos, coordinador del Área de Fisioterapia de SEPAR.

La EPOC es una enfermedad respiratoria crónica que se caracteriza por una obstrucción persistente y progresiva del flujo del aire. Es prevenible, puesto que la gran mayoría de casos se deben al tabaquismo y tratable. Los síntomas principales de la EPOC, además de la tos o la expectoración, son la fatiga y la disnea (sensación de ahogo al respirar), pero la enfermedad no solo tiene componentes pulmonares, sino también extrapulmonares.

La afectación pulmonar se caracteriza porque los pacientes con EPOC tienen una hiperinsulfación pulmonar crónica que aumenta la carga sobre los músculos inspiratorios, que pueden además estar más débiles, y sobre el impulso neural inspiratorio. El resultado es que estos pacientes tienen disminuida la capacidad respiratoria.

Por otra parte, los efectos extrapulmonares de la EPOC pueden limitar las ADL de los pacientes con EPOC, así como su independencia para desenvolverse en el hogar o al aire libre. Las ADL comprenden actividades muy variadas de la vida diaria: desde tareas simples como la movilidad, beber, comer, vestirse, lavarse las manos o bañarse, que son tareas básicas, hasta tareas más complejas como reparar un dispositivo, corte de tela, planchado o la administración de las finanzas.

Se sabe que los pacientes con EPOC experimentan una mayor carga metabólica y percepción de síntomas que las personas sanas, durante la realización de ADL, y que tienen limitaciones mientras las realizan. Para ellos, las ADL más problemáticas son caminar, las actividades domésticas y subir escaleras, en el caso de la EPOC moderada o muy severa.

Asimismo, los pacientes con EPOC tienen una capacidad reducida para hacer ejercicio físico. Esta capacidad se debe aumentar de forma adecuada. Debe ser suficiente para satisfacer el aumento de oxígeno, necesario para las ADL simples, y así poder preservar su autonomía en la medida de lo posible.

El artículo Los pacientes con EPOC tienen una baja capacidad para hacer ejercicio, lo que merma su autonomía en la vida diaria se publicó primero en Noticias en Salud.



21 septiembre 2020 Centro médico El Edén0

El biólogo sanitario es un profesional competente en muchos campos de la sanidad como son: Análisis clínicos, bioquímicos, microbiológicos e inmunológicos; consejo genético; genética clínica; genética forense (identificación de restos humanos); pruebas de paternidad; reproducción humana y planificación familiar; nutrición y dietética…

Centrándonos en uno de esos campos, los biólogos sanitarios con la formación y experiencia específica, tanto en biología de la reproducción como en capacitación espermática y conservación de semen, podrán desempeñar su labor profesional en los laboratorios de semen y en centros/servicios autorizados para la aplicación de técnicas de fecundación in vitro “FIV”.

Las técnicas de reproducción asistida contempladas en la legislación son: la inseminación artificial, la fecundación in vitro con transferencia de preembriones y la transferencia intratubárica de gametos.

Estas técnicas comportan la realización de una serie de actividades de tipo biológico, así como otras de características eminentemente clínicas reguladas por el RD 413/1996 de 1 de marzo, por el que se establecen los requisitos técnicos y funcionales precisos para la autorización y homologación de los centros y servicios sanitarios relacionados con las técnicas de reproducción asistida.

La capacitación espermática es el proceso por el que pasa el esperma tras la eyaculación y que permite a los espermatozoides liberados adquirir la capacidad de fecundar el óvulo; modificaciones en su estructura y movilidad que hacen que el espermatozoide pueda penetrar la membrana que recubre el ovocito para poder fusionarse con él y dar lugar al embrión.

Este proceso se imita in vitro (laboratorio) para lograr el éxito de los tratamientos de reproducción asistida, mediante dos procedimientos gradiente de densidad y El Swim-up.

Los laboratorios de semen para capacitación espermática son aquellos centros o servicios que llevan a cabo la adecuación de los espermatozoides para su función reproductora. Estos laboratorios conforme al artículo 6 del RD 413/1996, deberán contar con una persona licenciada/graduada en áreas de las Ciencias Biomédicas (Medicina, Veterinaria, Farmacia, Biología o Química) con formación y experiencia en capacitación y conservación de semen.

Cuando en un proceso de fertilización in vitro se obtienen más embriones de los que se transfieren, se puede aumentar las posibilidades de este ciclo congelando los embriones restantes. De esta forma, si en el primer interno no se obtiene embarazo no es necesario iniciar el tratamiento sino descongelar y transferir estos embriones.

De igual modo, existe la posibilidad de donar estos embriones congelados a otra pareja o para investigación. También podrán ser autorizados para la aplicación de técnicas de fecundación “in vitro” (FIV), los centros o servicios sanitarios que tengan por finalidad la fecundación por transferencia de preembriones (FIVTE), o transferencia intratubárica de gametos (TIG), y otras técnicas afines previamente evaluadas.

Las actividades precisas en relación a la recuperación de oocitos, el tratamiento de gametos con vistas a la fecundación, y su conservación, así como la crioconservación de preembriones para transferencias con fines procreadores o métodos de investigación/experimentación, legalmente autorizados, se entienden comprendidas en estos centros o servicios, sin perjuicio de que parte de las mismas puedan realizarse en diferentes centros sanitarios.

Entre los recursos humanos que deben disponer estos centros o servicios, el RD 413/1996 en su artículo 11 indica que dispondrán de una persona licenciada/graduada en Ciencias Biomédicas (Medicina, Veterinaria, Farmacia, Biología o Química), con formación y experiencia en biología de la reproducción.

El artículo La Reproducción Asistida y el Biólogo Sanitario se publicó primero en Noticias en Salud.


Marina-Inmaculada-Entrevista.jpg?fit=1200%2C800&ssl=1

21 septiembre 2020 Centro médico El Edén0
Marina Fernández es matrona integrativa, se dedica a las mujeres desde la 1ª menstruación hasta después de la menopausia, formada en naturopatía, homeopatía, y acupuntura. Es asesora de lactancia desde 2002 y Consultora Internacional de Lactancia (IBCLC). Se dedica a la Fertilidad Integrativa (apoyando los tratamientos de reproducción asistida o de ciclo natural) y la lactancia, aunque también ayuda a regular los ciclos menstruales, quistes, dismenorrea, menopausia, el control de embarazo, preparación al parto, dilatación o parto en casa, postparto, diástasis de rectos abdominales.

En el embarazo, son varios los problemas estéticos y funcionales que sufre la mujer. En este sentido, uno de los más frecuentes es la diástasis abdominal, ¿en qué consiste exactamente este problema?

La diástasis de los rectos abdominales es la separación de los músculos del abdomen debido al crecimiento del útero durante el embarazo. Todas las mujeres sufren diástasis abdominal durante la gestación. 

La separación de los músculos abdominales se produce porque el feto debe crecer detrás de ellos, por lo que, al hacerse el hueco, la línea central del abdomen o línea alba se expande, dando lugar a la DRA. Además del embarazo, el sobrepeso y el exceso de ejercicio abdominal también pueden provocar diástasis.

Tras el nacimiento del bebé, los rectos abdominales deben volver a su lugar inicial, si esto no sucede y se quedan separados, entonces es cuando se deben cerrar a través del tratamiento que propongo.

¿Por qué suele ocurrir?

Las causas de la diástasis de rectos se encuentran en factores como el sedentarismo, la falta de tono en la pared abdominal, la mala gestión de las cargas, realización de abdominales de forma inadecuada, exceso de peso u obesidad, distensión de las vísceras pélvicas y abdominales, inflamación intestinal, estreñimiento, el envejecimiento, lo menos habitual es que se deba a factores congénitos, aunque se dan casos por este motivo; pero es el embarazo el mayor causante de la diástasis abdominal. Aunque también hay hombres que tienen este problema, sobre todo debido al ejercicio abdominal inadecuado o el sobrepeso u obesidad.

Generalmente, ¿son conscientes las mujeres embarazadas de que pueden llegar a padecer esta lesión?

En general, las mujeres embarazadas no son conscientes de esta lesión, e incluso las matronas y los ginecólogos desconocen este tipo de lesión en muchos casos.

Hay mujeres que observan mucho su cuerpo y ante diversos signos y síntomas, empiezan a investigar y se dan cuenta del problema que tienen, pero les es muy difícil solucionarlo, puesto que preguntan a su ginecólogo/matrona y si este no sabe nada sobre la diástasis, pues se lo niega a la mujer.

 ¿Cómo puede saber una mujer que la tiene? Es decir, ¿cuáles son sus síntomas?

Durante el embarazo, el tercer trimestre es un momento especialmente delicado, en el que sufre diástasis abdominal casi el 70% de las mujeres embarazadas. Una de las razones es que en este periodo se inhibe la formación de colágeno, lo que debilita el tejido conectivo, debido al aumento de una hormona llamada relaxina.

Hay una parte que es patológica y es cuando se debe tratar para evitar problemas en el embarazo (como posición de nalgas, gases, dolor lumbar y/o pélvico, etc) y en el parto (embarazo prolongado, parto que no progresa, expulsivo instrumental y/o cesárea.

Las mujeres embarazadas con diástasis notan mayor volumen abdominal que otras mujeres de su misma edad gestacional, más debilidad del suelo pélvico, bebés de nalgas o con mala presentación, dolor lumbar o pélvico, un hueco en la zona de la línea alba.

Fuera del embarazo, Lo más recomendable para saber si se sufre de diástasis es acudir a un especialista para realizar un diagnóstico; sin embargo, existe un método eficaz y sencillo que no requiere la presencia de un experto:

Tumbarse boca arriba con las rodillas flexionadas y los pies en el suelo y situar la mano totalmente plana en el ombligo a la vez que se eleva ligeramente la cabeza. Si se nota un espacio y los dedos se hunden, esto indica que la línea alba está rota y que por lo tanto se sufre diástasis de los rectos abdominales.

Los síntomas más habituales (fuera del embarazo) son:

  • Gran volumen abdominal y apariencia de un abdomen de embarazada.
  • Molestias de espalda y en la zona lumbar.
  • Debilidad del suelo pélvico y posibles pérdidas de orina.
  • Digestiones pesadas, lentas y gases.
  • Hueco en la zona de la línea alba.

¿Qué relación tiene la diástasis con el suelo pélvico?

La diástasis abdominal es más que un problema estético. Los dos rectos abdominales se unen desde el esternón hasta el pubis. Debido a sus puntos de fijación en la pelvis, la separación entre ellos y la debilidad en el tejido conectivo afecta directamente a la cavidad pélvica y la musculatura del suelo pélvico. El 52% de las mujeres con disfunción de suelo pélvico tiene diástasis abdominal.

¿Qué tratamientos o terapias existen para su corrección? ¿Requiere de cirugía?

El tratamiento que yo propongo se basa en una faja para unir los rectos abdominales y a la vez  se trabaja la musculatura abdominal. El 80% de las diástasis cierran y la mujer recupera su abdomen y deja de tener problemas de suelo pélvico y/o dolores según avanza en su recuperación.

Durante el embarazo se consigue una buena colocación del bebé, evitar una 2ª cesárea, y mejorar los dolores abdominales y/o pélvicos, en su mayoría.

Si no se cierra la diástasis, por diversas causas, entonces a veces sí hay que recurrir a la cirugía para mejorar la sintomatología de la mujer, puesto que no solo es un problema estético.

Aunque la diástasis abdominal sea más común en mujeres, también la pueden padecer hombres, ¿no?

Entre los hombres, encontramos también casos de diástasis abdominal, aunque no tan frecuentes.

No pocas veces, se realizan ejercicios abdominales para fortalecerlos, pueden generar más presión en la zona del suelo pélvico y provocar otras patologías como incontinencia urinaria, disfunción eréctil, etc.

¿Qué debe evitar una persona que padece esta lesión?

Las personas que tienen diástasis abdominal, deben evitar:

  • Hacer “abdominales clásicos”.
  • Tener estreñimiento.
  • Levantar pesos de forma repetitiva de forma inadecuada.
  • El sobrepeso u obesidad.

¿Algunos consejos para prevenir la diástasis abdominal?

Para prevenirla, sobre todo, se debe fortalecer los músculos abdominales de forma adecuada. Además es recomendable evitar los puntos anteriores y si te quedas embarazada valorar que la diástasis sea lo menor posible para disminuir las consecuencias que tiene sobre el embarazo, el parto y el postparto.  Durante el embarazo se puede intentar que no aumente mucho, y minimizar sus consecuencias.

Agenda Online de Marina Inmaculada Fernández en WeDoctor
¡Hola! Soy Marina Fernández o Marina Matrona, experta en acompañamiento al embarazo, parto, lactancia y fertilidad.
Estoy aquí para ayudarte si estás buscando disfrutar de un embarazo tranquilo. Además, resuelve todas las dudas y encuentra la tranquilidad que necesitas a través de mi consulta online en We Doctor, podrás solicitarme una consulta escrita o una video consulta. A un solo click, mi agenda online.

El artículo «Las mujeres embarazadas no son conscientes de que sufren diástasis abdominal» se publicó primero en Noticias en Salud.



21 septiembre 2020 Centro médico El Edén0

La Asociación de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca celebró su reunión anual en la que se habló extensamente de las disfunciones sexuales en la mujer con cardiopatía. “El 54% de las mujeres no mantiene relaciones sexuales después de haber sufrido un infarto agudo de miocardio. Este es uno de los principales datos que manejamos en el Grupo de Trabajo de Disfunciones Sexuales en Cardiología de la SEC”, aseguró el Dr. Ignacio Sainz, autor del capítulo sobre disfunciones sexuales en cardiología del Documento de Consenso sobre Disfunción Eréctil y miembro de la SEC.

El experto explicó que los trastornos sexuales en las mujeres con cardiopatía no han sido tan ampliamente estudiados como en los hombres. Además, aunque desde el punto de vista estadístico hay disfunción sexual en ambos sexos, el estudio y la valoración de estas disfunciones son totalmente distintos para el hombre y la mujer. Además, a la hora de evaluar la sexualidad en la mujer, hay que tener una especial sensibilidad y se sabe que los resultados mejoran si quien evalúa es personal sanitario femenino.

Causas de las disfunciones sexuales

La principal causa de disfunción sexual en la mujer es la falta de deseo inhibido por dispareunia (dolor con la penetración) o sequedad vaginal. “Algunas medicaciones propias de las enfermedades cardiovasculares o del post-infarto producen sequedad vaginal. Es el caso, por ejemplo, de los diuréticos”, detalló el cardiólogo.

Factores de índole psicológica como la depresión, el miedo o la ansiedad, estados frecuentes tras un infarto agudo de miocardio, también influyen en la aparición de disfunciones sexuales.

Los datos que maneja el Grupo de Trabajo de Disfunciones Sexuales en Cardiología sugieren que un 66% de las mujeres con cardiopatía presenta falta de deseo; el 66,5%, problemas de lubrificación; un 55,5%, falta de excitación; el 55,6% problemas para llegar al orgasmo y un 56% reconoce tener ansiedad anticipatoria.

A pesar de estos datos, el Dr. Sainz se muestra optimista y habla de “un futuro prometedor de nuevos tratamientos, como la terapia hormonal local, para las mujeres con esta patología”.

El artículo El 54% de las mujeres no mantiene relaciones sexuales tras haber sufrido un infarto agudo de miocardio se publicó primero en Noticias en Salud.



21 septiembre 2020 Centro médico El Edén0

Con la donación de órganos, la muerte de una persona puede conducir a la supervivencia de muchas otras, pero cuando muere un donante, ¿cómo guardan los médicos sus órganos para el trasplante?

Lo cierto es que, para ser donante de órganos, la persona debe de estar en un hospital, con un ventilador y tener algún tipo de lesión neurológicamente grave, es decir, una muerte cerebral o muerte cardíaca. La muerte cardíaca ocurre cuando el paciente tiene un daño cerebral tan severo que nunca se recuperaría por completo. Generalmente, este daño puede afectar diferentes partes del cerebro.

Pueden tener una pequeña cantidad de funcionalidad cerebral, pero el médico determina que nunca podrán recuperarse. El donante solo se mantiene vivo mediante un ventilador, del cual su familia puede optar por sacarlo. Esta persona sería considerada legalmente muerta cuando su corazón deja de latir.

La mayoría de los órganos donados provienen de casos de muerte cerebral, en los que el donante no tiene ninguna función cerebral, según un estudio de 2020 de la revista BMJ Open. Este paciente tiene una pérdida irreversible de la función de todas las regiones del cerebro, incluido el tronco encefálico.

Un médico diagnostica a una persona como «muerte
cerebral» cuando ese paciente está
en coma, no tiene reflejos del tronco encefálico y falla una prueba de apnea
que
sirve para mostrar si se ha perdido toda la función del tronco encefálico. Una
persona con muerte cerebral está
legalmente muerta
, incluso si todavía está respirando con un ventilador. Es
el médico, no el equipo de trasplante de órganos, quien hace esa llamada.

Mientras que el cuerpo del donante se mantiene vivo a través del soporte vital, el equipo de obtención de órganos prueba si sus órganos son seguros para el trasplante. Si el donante tiene cáncer o una infección como COVID-19, es posible que sus órganos no se puedan utilizar, pero no todas las enfermedades impiden el uso de órganos. Por ejemplo, un donante VIH positivo puede donar a un receptor VIH positivo.

Los análisis de sangre de rutina pueden revelar si los órganos como el hígado y los riñones son saludables. El equipo de obtención de órganos a veces inspecciona el corazón del donante en busca de daños o bloqueo al insertar un tubo delgado en una arteria o vena y enroscarlo a través de sus vasos sanguíneos hasta el corazón. También puede usar una radiografía de tórax para evaluar el tamaño, la infección o los signos de enfermedad de los pulmones.

Asimismo, pueden realizar más pruebas colocando un tubo delgado en los pulmones para evaluar aún más la infección y determinar si se necesitan antibióticos. Los cerebros nunca se trasplantan, pero todos los demás órganos se pueden donar en caso de muerte cerebral. No obstante, en el caso de muerte cardíaca, el corazón probablemente esté demasiado dañado para donarlo.

Después de probar los órganos, el equipo de obtención de órganos encuentra y confirma las coincidencias de receptores de la lista de espera nacional de trasplantes. Al mismo tiempo, los cirujanos del receptor fijan una hora para reunirse y valorar al donante.

En el caso de la muerte cerebral, los médicos comienzan a recuperar los órganos al sujetar el sistema circulatorio para evitar que el ventilador bombee sangre alrededor del cuerpo. Por otro lado, en el caso de muerte cardíaca, retiran el ventilador y esperan hasta que el corazón deje de latir, lo que puede tardar entre media hora y dos horas, luego cinco minutos adicionales para asegurarse de que el corazón del donante no se reinicie espontáneamente.

Los cirujanos pueden decidir no recuperar los órganos si
el corazón tarda demasiado en detenerse y los otros órganos comienzan a morir.
Para ambos tipos de donantes de órganos, los cirujanos luego drenan los órganos
de sangre del donante, los vuelven a llenar con una solución de preservación fría y extraen los órganos.

Los cirujanos trasladan los órganos a los receptores y comienzan el trasplante. Deben actuar con rapidez; el corazón y los pulmones pueden durar de 4 a 6 horas fuera del cuerpo, el páncreas de 12 a 24 horas, el hígado hasta las 24 horas y los riñones de 48 a 72 horas. Mientras tanto, el cuerpo del donante, con los órganos extraídos, se prepara para un funeral u otro servicio conmemorativo.

La donación de órganos salva vidas y España puede decir con orgullo que es líder mundial en donación y trasplantes durante 28 años consecutivos. De hecho, en 2019, alcanzó los 48,9 donantes por millón de población (p.m.p.), con un total de 2.301 donantes, lo que ha permitido realizar 5.449 trasplantes de órganos, con máximos históricos en trasplante renal y pulmonar.

El artículo ¿Qué le sucede al cuerpo cuando eres donante de órganos? se publicó primero en Noticias en Salud.



21 septiembre 2020 Centro médico El Edén0

La llegada de un diagnóstico de cáncer, es algo que te cambia la vida, en ocasiones te ayuda y en otras te hunde… Todo depende de tu momento vital y de los esfuerzos que tengas que hacer para adaptarte a la nueva vida que ha llegado hasta ti.

Hay personas resilientes que son capaces de afrontar por sí solas los retos de la vida, bien porque han visto la enfermedad de cerca en su vida o porque tienen una manera de vivir que les permite adaptarse a lo que venga hasta ellos. La enfermedad también te ayuda a desarrollar tu fortaleza interna… es una oportunidad.

Por todas estas razones, creo que la atención psicológica es una necesidad en oncología y no
una opción
.

La enfermedad da un vuelco a tus
planes y cambia toda tu vida… algunas de las cosas que trae consigo, son:

  • Modifica tu rutina, no puedes trabajar ni cumplir tus responsabilidades habituales. Todo parece pararse.
  • Te llena de preocupaciones sobre tu propio cuerpo, sobre si está respondiendo bien al tratamiento, sobre si ese nuevo síntoma se debe a tu tristeza y ansiedad o es indicio de un empeoramiento.
  • Sientes que has perdido el control sobre tu vida y tus planes han de ser abandonados.
  • Modifica también tus relaciones personales… hay personas a quienes les ocultas el diagnóstico para no preocuparlas, a otras personas se lo ocultas por temor a la incomprensión.
  • Tus relaciones familiares cambian, especialmente cuando algún miembro de la familia debe hacerse cargo de acompañarte y sustituirte en las tareas que antes realizabas.
  • Debes afrontar el miedo a la quimioterapia y sus efectos secundarios, debes afrontar las náuseas y el dolor y también debes afrontar los pensamientos que te dicen si lo estás haciendo bien.
  • Tal vez debes abandonar el sueño de ser padre o madre o tendrás que aplazarlo temporalmente.
  • Tienes que aprender a vivir sin una pierna, sin un pecho, con la caída de cabello, signos que le gritan al mundo tu enfermedad, que te impide esconderte como quisieras.
  • El miedo es un compañero más de vida… te acompaña cuando vas a las revisiones aunque te sientas bien, te acompaña cuando tienes un mal día y empiezas a pensar que la enfermedad ha vuelto, está junto a ti cuando llega el pensamiento de la muerte… tan habitual… tan aterrador.
  • Tu relación de pareja se resiente porque no te encuentras bien y porque a veces no sabes cómo comunicar lo que sientes en tu interior, lo que te aleja de los demás, de las personas que te quieren.

Esto es solo un breve resumen de las muchas cosas que trae consigo la enfermedad oncológica y como puedes comprobar, pone patas arriba toda tu vida y te convierte en una persona diferente, por lo que también debes adaptarte a este nuevo yo.

En ocasiones los médicos no derivan al psicólogo al paciente oncológico porque consideran que lo que les ocurre es normal dado lo que están viviendo… y en parte tienen razón, pero en ocasiones ese es el momento ideal para prevenir problemas futuros, para acudir a un profesional de las emociones que le guiará por este nuevo camino que está recorriendo.

Algunos signos que indican al médico que un paciente oncológico necesita ayuda psicológica, son:

  • Pacientes
    con problemas psicológicos
    y/o psiquiátricos previos al diagnóstico de cáncer.
  • Pacientes
    con poco apoyo social o nulo.
  • Problemas
    para adaptarse al diagnóstico, mostrando una negación que obstaculiza el
    tratamiento.
  • Pacientes
    con un estado anímico
    depresivo (anestesia emocional, pensamientos negativos o
    rumiaciones, insomnio, aumento o reducción del apetito…) por un período prolongado.
  • Presencia
    de ideación suicida o
    intento autolítico.
  • Dificultades
    en la adaptación al tratamiento que produce baja adherencia terapéutica.
  • Ante
    las náuseas y vómitos anticipatorios y condicionados durante la quimioterapia.
  • Problemas familiares de adaptación al diagnóstico y
    tratamiento.
  • Problemas
    de pareja derivados del diagnóstico y tratamiento (discusiones, sexualidad,
    comunicación…).
  • Asesoramiento
    para dar explicaciones a los hijos acerca de la enfermedad.
  • Sobrecarga
    del cuidador, con problemas para manejar la situación de su ser querido.

Debemos normalizar el hecho de acudir al psicólogo. Cuando nos duele el cuerpo acudimos al médico… Los psicólogos somos expertos en la mente, las emociones, los pensamientos y en ocasiones también en el alma.

Acudir a un profesional de la psicología puede hacer que el paciente oncológico se haga más fuerte, que afronte la enfermedad y tratamiento con más serenidad, puede ayudarle a vivir de otra manera, una mucho más libre. De modo que si alguno de tus pacientes lo está pasando mal, deriva al psicooncólogo o al psicólogo.

Si eres paciente y estás leyendo mis palabras… Busca ayuda psicológica, es señal de madurez y de que quieres sentirte mejor. Estoy a tu disposición en mi web… Accede a ella y contacta conmigo. Sé que puedo ayudarte.

El artículo Psicooncología: La necesidad de la atención psicológica se publicó primero en Noticias en Salud.



6 septiembre 2020 Centro médico El Edén0

Un estudio español ha analizado la relación entre el volumen hospitalario y los resultados en salud (mortalidad hospitalaria y reingreso por causa cardiaca a los 30 días) de los pacientes con insuficiencia cardiaca (IC).

Se trata de un estudio observacional en el que se examinó un total de 117.233 episodios de IC durante el año 2015. “Los resultados en salud han de ser homogéneos con independencia de la tipología de hospital. Sin embargo, nuestro trabajo demuestra que esto no es así en el caso de la insuficiencia cardiaca (IC). La realidad es que, si separamos a los hospitales por su volumen, los resultados en salud de los pacientes con esta enfermedad difieren”, indica el Dr. Juan Luis Bonilla, autor principal del estudio y miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

El volumen hospitalario se refiere al número de pacientes con una patología asistidos por un centro; es decir, hace referencia a la actividad o carga asistencial. “Se entiende que aquellos con mayor volumen son hospitales con mayor carga asistencial; en general, hospitales más grandes. No obstante, un hospital podría ser de bajo volumen para una patología y de alto volumen para otra”, aclara el experto en cardiología.

Investigaciones previas han reportado que determinados estándares de calidad se cumplen con mayor frecuencia en centros de alto volumen, de forma que alto volumen podría ser sinónimo de mayor calidad asistencial. Sin embargo, “la evidencia disponible hasta el momento es escasa y no permite concluir que los hospitales que asisten a un mayor número de pacientes son aquellos que tienen mejor resultados en salud”, indica el Dr. Bonilla.

De ahí el valor añadido de este trabajo español, en el que los centros de alto volumen presentaron menor mortalidad por IC que los de bajo volumen. “En concreto, los primeros tuvieron una tasa de mortalidad intrahospitalaria estandarizada del 10,2% frente al 11,3% de los hospitales de bajo volumen”, detalla el Dr. Bonilla.   

A pesar de estos
datos, el cardiólogo aclara que “la
relación entre volumen y mortalidad hospitalaria no está bien definida, de
forma que se necesitan más estudios que analicen con detalle cuáles son los
factores que influyen en esta relación: geográficos, económicos, organizativos
o de otro tipo”
.

Por otro lado, el estudio muestra que los centros de alto volumen registraron un mayor número de reingresos por causa cardiovascular a los 30 días: un 10,7% frente al 9,2% de los hospitales de bajo volumen. En este sentido, “es posible que los centros de alto volumen encuentren más dificultades para organizar de forma idónea la transición de cuidados y los cuidados post-alta”.

El experto en cardiología asegura: “Debemos preocuparnos por analizar cuidadosamente los factores que pueden estar influyendo en estos resultados, de forma que puedan corregirse posibles deficiencias y desequilibrios”.

Hay que recordar que la IC es una enfermedad crónica con una elevada y creciente prevalencia e incidencia, así como una de las principales causas de morbimortalidad en el mundo occidental. En España afecta al 2,7% de la población mayor de 45 años y al 8,8% de los mayores de 74. Además, es la primera causa de hospitalización por encima de los 65 años y representa entre el 2 y el 3% del gasto sanitario español.

El artículo El volumen del hospital donde ingresa un paciente con insuficiencia cardiaca determina su pronóstico se publicó primero en Noticias en Salud.


logo-centro-medico-el-eden

Centro Médico El Edén

C/Alcántara, 33 Totana 30850 Murcia

Teléfono: +34 968-420-766

Copyright by Lorca Comunicación @ 2020. Todos los derechos reservados.