Últimas noticias

SALA DE PRENSA


20 febrero 2020 Centro médico El Edén0

La agorafobia es el miedo a estar solo lejos de lugares que la persona considera seguros. La persona teme que le pase algo y no pueda escapar o eludir la situación. Se trata de uno de los trastornos mentales más presentes en la consulta de los psicólogos y se estima que puede afectar a un 4% de la población (más habitual en mujeres).

Desencadenantes

Las situaciones activadoras pueden ser muy diversas:

  • Espacios abiertos (avenidas, parques…).
  • Espacios cerrados (tiendas, cines, parkings…).
  • Espacios masificados (conciertos, manifestaciones…).
  • Lugares alejados (una excursión por la montaña).
  • Medios de trasporte (autopistas, tren, avión, barco…).
  • Lugares pequeños (ascensores, cuevas…).
  • Situaciones en las que irse estaría mal visto a ojos de los demás, es decir, miedo al qué dirán, por ejemplo, una reunión profesional, una comida con gente que no conozca el problema…).

¿Por qué se produce?

No es necesario que haya habido una experiencia traumática previa para que se manifiesta la agorafobia. Sólo el hecho de pensar que pueda aparecer el pánico en estas situaciones puede hacer que la persona se colapse, ya que todo lo imaginado crea una experiencia interna y por tanto un impacto emocional real.
Los motivos fundamentales que preocupan a la persona y le hacen evitar estas situaciones son:

  • Tener un ataque de pánico (lo más habitual).
  • Tener un problema médico (un accidente cardiovascular, perder el conocimiento, etc.) y que nadie le puedan asistir.
  • Perder el control (volverse loco, parecer raro…).
  • Que ocurra alguna situación embarazosa (p.ej. miedo a la incontinencia o miedo a caerse en personas mayores).

Consecuencias para el agorafóbico

La agorafobia puede afectar a diversos ámbitos de la vida del paciente, desde su vida social hasta su vida laboral, de la misma manera que existen diversos niveles de gravedad. Sin embargo, si no se aborda el problema el miedo tiende a ganar terreno, por lo que cada vez es más pequeño el radio de seguridad de la persona y aumentan los lugares o situaciones a evitar. Es entonces cuando aparece el miedo al miedo.

Tarde o temprano, la agorafobia acaba afectando también al entorno más cercano. Al ver las dificultades de la persona, sus seres queridos se muestran más solícitos y dispuestos a ayudar. Ese extra de ayuda confirma implícitamente la peligrosidad de las situaciones y la debilidad de la persona, lo que aún la hace más vulnerable y, por tanto, el problema se retroalimenta.

En el terreno sentimental, al aumentar progresivamente la dependencia del agorafóbico respecto a su pareja, la relación amorosa corre el riesgo de convertirse en una mera relación asistencial (enfermo-enfermero). También puede aumentar la dependencia respecto a la familia de origen. La progresiva pérdida de la autonomía y consecuente afectación de la autoestima de la persona pueden generar un estilo de vida alterado para toda la familia.

chica sentada en el suelo en un rincón del ascensor

Consejos para superar el miedo

  • La persona con agorafobia intenta solucionar su problema evitando las situaciones temidas o pidiendo ayuda a personas cercanas. Estos intentos de solución mantienen y empeoran el problema.
  • Recuerda que ser valiente no es no tener miedo, sino atreverse a hacer las cosas aun sintiendo miedo.
  • Exponte gradualmente al miedo tanto en situaciones reales como a través de técnicas de visualización. Enfrentándote a pequeñas dosis de ese “miedo” conseguirás ir desarrollando poco a poco tu valentía y crecer personalmente. El fortalecimiento psicológico funciona como las vacunas, si introducimos el virus “miedo” en pequeñas dosis, el sistema inmunitario se fortalece, lucha y se cura. Traza objetivos concretos de lo que te gustaría conseguir.
  • Conecta con tu vida previa al problema y recupera esas sensaciones.
  • Entiende qué hay detrás de tus miedos, ¿de qué te están informando?
  • Cambia la forma de entender y percibir tus miedos, comunícate con ellos. Por ejemplo, puedes poner un horario donde darles rienda suelta para así descargar el resto del día, ponerles un nombre afectuoso para dejar de verlos como una amenaza, escribirles una carta de despedida agradeciendo los “servicios prestados”, etc.
  • Es posible ampliar los propios límites y fortalecer nuestra seguridad personal sin miedo. Si todo esto te sobrepasa, consulta con un buen psicoterapeuta.

 

Lo que debes saber…

  • Lo que caracteriza la agorafobia es el miedo a estar solo, lejos de los lugares que la persona considera seguros, sobre todo que le pase algo y no pueda escapar o eludir la situación.
  • Evitar las situaciones temidas y pedir ayuda a personas cercanas son dos intentos de solución típicos pero que justamente mantienen y empeoran el problema.
  • Es posible ampliar los propios límites y fortalecer nuestra seguridad personal sin miedo. Si todo esto nos sobrepasa, conviene consultar con un buen psicoterapeuta.

 

Cristina Agud
Especialista en Psicología Clínica
Psicóloga consultora de Advance Medical

The post ¿Qué es la agorafobia? appeared first on canalSALUD.



18 febrero 2020 Centro médico El Edén0

La celulitis es un proceso inflamatorio agudo que afecta al tejido subcutáneo. En caso de afectar a la órbita ocular se denominará celulitis orbitaria.

Causas más frecuentes

Los microorganismos causantes más frecuentementes son los estreptococos, siendo el más frecuente es el Streptococcus pyogenes y el Staphylococcus aureus.
La causa principal de la celulitis orbitaria es la diseminación de una infección local o cercana:

  • Sinusitis
  • Absceso dental o cutáneo
  • Obstrucción de la secreción lacrimal
  • Cirugía ocular
  • Traumatismo penetrante

Es relativamente más frecuente en la infancia y de inicio unilateral. En pacientes inmunodeprimidos o diabéticos los microorganismos causales suelen pertenecer a otras especies de microorganismos, diferentes a los habituales.

Síntomas

Los síntomas más característicos son:

  • Piel local roja, dolorosa y caliente
  • Inflamación de tejidos blandos
  • Disminución de la motilidad ocular
  • Dolor que aparece con los movimientos oculares
  • Exoftalmía (ojo desplazado hacia afuera)
  • Alteración de la agudeza visual

También puede acompañarse de afectación del estado general

  • Fiebre
  • Cansancio
  • Dolores generalizados

En caso de evolución complicada puede ocasionar sepsis sistémica y la muerte del paciente.
Por otro lado, existe otra forma de celutitis a considerar durante el diagnóstico diferencial de la sintomatología que causa un cuadro de síntomas similares, pero menos agresivos, la celulitis preseptal o periorbitaria. Se caracteriza por presentar signos inflamatorios oculares externos, pero sin afectación de la motilidad ocular, la agudeza visual o la protrusión ocular. Suele tratarse con antibiótico vía oral y no precisa ingreso hospitalario.

joven con la mano en el ojo y gesto de dolor

Pruebas y examen

La sospecha diagnóstica de la celulitis orbitaria se basa en los síntomas que manifiesta el paciente, por tanto, el diagnóstico es clínico. Se debe realizar una exploración ocular exhaustiva en la que se mide o valora:

Pueden requerirse unas pruebas complementarias para conocer la amplitud del foco infeccioso. Así, podemos solicitar una analítica general (con estudio del hemograma y de los parámetros inflamatorios), un cultivo de la secreción purulenta e incluso una prueba de imagen (ecografía, resonancia o TAC) para delimitar la colección purulenta y la proximidad a estructuras nobles.

Evolución del paciente y complicaciones

La evolución de una celulitis orbitaria es arbitraria y puede:

  • Extenderse localmente formando una colección purulenta o absceso. En este caso podemos encontrarnos con un aumento patológico de la presión en el interior del ojo que puede ocasionar una compresión del nervio óptico y/o una afectación de la retina. En ese caso puede producirse pérdida de la visión en un porcentaje importante.
  • Diseminarse a distancia provocando secuelas que pueden ser neurológicas como la sepsis (meningitis, absceso cerebral…).

Una de las complicaciones locales más frecuentes de la celulitis orbitaria es la pérdida de visión, ya sea por afectación de la retina o del nervio óptico a causa del aumento de presión intraorbitaria. Otra posible complicación local sería la restricción de los movimientos oculares (oftalmoplejía) secundaria a la inflamación de partes blandas de la órbita.

Tratamiento

La realización de un cultivo con antibiograma nos permitirá conocer con exactitud el germen causante y los antibióticos más eficaces para erradicarlo.

Antibiótico parental

En todo caso el tratamiento, sin duda, va a ser el antibiótico parenteral (administrado de forma endovenosa) que se podrá combinar con otros tratamientos como antiinflamatorios, analgésicos o corticoides. La administración de antibiótico de forma endovenosa supone el ingreso hospitalario del paciente. En caso de que no exista una buena respuesta al antibiótico deben valorarse otras opciones terapéuticas.

Tratamiento tópico

Asimismo, se contemplará un tratamiento tópico como la desinfección con lavados constantes de suero fisiológico y el lavado cuidadoso de la piel.

Cirugía

La opción quirúrgica implica la realización de una limpieza local exhaustiva y el drenaje de la colección purulenta. Estaría indicada en caso de necesidad de descompresión de la órbita por afectación del nervio óptico y/o de la retina, de drenaje de un absceso, de una mala respuesta al antibiótico, de progresión de la infección, de riesgo de pérdida de visión o de sepsis generalizada.

Afortunadamente contamos con antibióticos potentes de amplio espectro que erradican la infección en la mayoría de los casos. Por lo que su pronóstico es bueno en la mayoría de los casos.

 

Lo que debes saber…

  • La causa más frecuente es la diseminación de una infección local o cercana (una sinusitis, un absceso dental o cutáneo, una obstrucción de la secreción lacrimal, una cirugía ocular o un traumatismo penetrante).
  • El tratamiento es el antibiótico parenteral (administrado de forma endovenosa) y se asociará a otros tratamientos como antiinflamatorios, analgésicos o corticoides.
  • Su pronóstico es bueno en la mayoría de los casos.

 

Dra. Ana García
Especialista en Medicina de Familia
Médico consultor de Advance Medical

The post ¿Que es la celulitis orbitaria? appeared first on canalSALUD.



14 febrero 2020 Centro médico El Edén0

Una atelectasia es un colapso o pérdida de volumen de un pulmón completo o parte de él (un lóbulo, un segmento) al desaparecer el aire que normalmente se encuentra en su interior. Su persistencia en el tiempo puede llevar a que se haga irreversible y a que la zona colapsada se vuelva fibrosa (se engrose el tejido) y no se pueda volver a expandir.
No es una enfermedad “per se” sino la manifestación de la existencia de un problema pulmonar subyacente. Por otro lado, los niños tienen mayor predisposición a padecer atelectasias con respecto al adulto, porque su vía aérea es más estrecha y pequeña con una estructura de tórax más débil.

Causas que provocan atelectasia

Puede ser provocada por distintas causas, como:

  • Una obstrucción bronquial por la existencia de un tapón de moco, un absceso, un quiste tuberculoso, una tumoración, un cuerpo extraño (frutos secos, fichas de juguete, aspirados accidentalmente habitualmente en los niños), etc.
  • Una compresión extrínseca por traumatismos torácicos, adenopatías (ganglios aumentados de tamaño), tumoraciones torácicas, derrame pleural (presencia de líquido, agua o sangre, en la cavidad que envuelve los pulmones, entre las pleuras) o un neumotórax (presencia de aire en la cavidad que envuelve los pulmones, entre las pleuras).
  • Una retracción pulmonar por presencia de cicatrices, fibrosis pulmonar, displasia broncopulmonar…

6 Factores de riesgo

  • Padecimiento de enfermedades respiratorias como la fibrosis quística, el asma, la EPOC, bronquiectasias, etc.
  • Padecimiento de enfermedades neuromusculares (miastenia gravis, distrofias, lesiones medulares…).
  • Toma de determinados medicamentos.
  • Edad avanzada.
  • Confinamiento a reposo absoluto en cama con pocas movilizaciones.
  • Sometimiento a intervención quirúrgica (por diversos factores, como recibir anestesia general que altera el patrón habitual respiratorio, la incapacidad de poder toser tras una intervención que puede favorecer la generación de tapones de moco, etc.).

pacientes con doctora mirando una radiografía de los pulmones

Síntomas que debes vigilar

Una atelectasia con frecuencia podrá ser asintomática. En otras ocasiones puede provocar:

  • Disnea (sensación subjetiva de dificultad para respirar).
  • Dificultad respiratoria evidente (respiración agitada, rápida o con sibilancias): la atelectasia causa alteraciones en la mecánica pulmonar y por tanto en el intercambio gaseoso.
  • Tos (aparece como mecanismo defensivo para tratar de resolver el obstáculo).
  • Desplazamiento en el lugar de auscultación de los ruidos cardiacos.

¿Cómo puede ser diagnosticada?

Como siempre, será necesaria la realización de una Historia Clínica exhaustiva con anamnesis y exploración física del paciente, pormenorizadas.
Con frecuencia, la auscultación pulmonar junto a una Rx de tórax puede ser suficiente. Ayudan a confirmar el diagnóstico el TC pulmonar o la medición de pulsioximetría, entre otros ejemplos.

Tratamiento

El objetivo principal del tratamiento será lograr la reexpansión del pulmón afectado.
Consistirá en tratar la causa que la provoca como, por ejemplo, la extracción de cuerpo extraño aspirado por un niño mediante un fibrobroncoscopio, la administración de fármacos mucolíticos, la extirpación quirúrgica de un tumor que comprimiera un bronquio, etc.
Las técnicas de fisioterapia torácica usadas tras el sometimiento a una cirugía son muy útiles (incluye las técnicas de “clapping” o palmeo de la espalda para movilizar secreciones, respirar en un dispositivo para levantar bolas con el aire espirado, etc.).
La presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) puede ayudar a algunas personas a evitar el colapso pulmonar.

ATENCIÓN

    La dificultad respiratoria es una urgencia médica y debe ser valorada por un servicio médico con inmediatez.

Lo que debes saber…

  • No es una enfermedad “per se” sino la manifestación de la existencia de un problema pulmonar subyacente.
  • El objetivo principal del tratamiento será lograr la reexpansión del pulmón afectado.
  • La dificultad respiratoria es una urgencia médica y debe ser valorada por un servicio médico con inmediatez.

 

Dra. Gemma Cardona
Médico consultor de Advance Medical

The post ¿Qué es la atelectasia? appeared first on canalSALUD.



13 febrero 2020 Centro médico El Edén0

El dengue es una enfermedad infecciosa vírica que se transmite a través de las picaduras de las hembras del mosquito Aedes aegypti o Aedes albopictus que sean portadoras de este virus. Es una enfermedad propia de las zonas tropicales y subtropicales del planeta, especialmente en regiones urbanas y suburbanas. Es más frecuente en el sudeste asiático y en islas del Pacífico occidental, pero su incidencia ha aumentado rápidamente en América Latina y en la región del Caribe.

El dengue está causado por 4 tipos diferentes del virus del dengue (DEN 1, DEN 2, DEN 3 y DEN 4) y los síntomas aparecen al cabo de entre 3 y 14 días de la picadura, apareciendo en general durante la primera semana tras la picadura y puede afectar a personas de cualquier edad.

Qué síntomas produce y cómo evoluciona

En su forma leve el cuadro clínico es similar al de un cuadro gripal. El paciente puede presentar:

  • Fiebre que puede ser alta
  • Dolor muscular y articular
  • Erupción cutánea
  • Malestar general
  • Náuseas y vómitos
  • Inflamación de varios ganglios
  • Dolor ocular

En el 80% de los casos los pacientes se recuperan sin ningún tipo de secuelas tras una semana. Tras padecer la enfermedad se consigue inmunidad contra el serotipo que haya causado la infección, pero no contra los otros tres restantes.

En algunos casos puede producirse un cuadro de dengue grave y potencialmente mortal, que puede causar la llamada fiebre hemorrágica. Las fiebres hemorrágicas pertenecen a un grupo de enfermedades causadas por virus que se caracterizan por la presencia de fiebre elevada y diversos sangrados como el virus del ébola o la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo.

El dengue hermorrágico

En el dengue hemorrágico se producen lesiones en los vasos sanguíneos, lo cual provoca sangrados en diversos órganos y también disminuye el número de plaquetas y de factores de la coagulación en la sangre. Esto hace que sea más difícil controlar estos sangrados. En casos de un dengue hemorrágico el paciente puede presentar:

  • Dolor abdominal intenso
  • Vómitos
  • Sangrado por las encías o la nariz
  • Aparición espontánea de hematomas cutáneos
  • Sangre en la orina o las heces
  • Dificultad respiratoria
  • Riesgo de fallo multiorgánico: puede hacer que el paciente entre en choque séptico, que puede llegar a ser mortal si no se estabiliza en un centro hospitalario.

El hecho de haber padecido un dengue leve previamente hace que la persona sea más susceptible a padecer un dengue hemorrágico si se infecta con otro serotipo contra el cual no tenga inmunidad.

doctor con mascarilla circulando en rojo la palabra dengue

¿Cómo puedo saber que tengo el dengue?

El diagnóstico del dengue suele ser clínico, es decir, a partir de los síntomas del paciente, la zona donde se encuentren o donde hayan estado y la presencia de una posible picadura de mosquito. Existen métodos de laboratorio para diagnosticarlo, como la detección directa del virus o de anticuerpos contra el mismo. Sin embargo, estos procedimientos no siempre están disponibles en los centros médicos donde es habitual el dengue y su detección no puede demorar el tratamiento.

¿Tiene cura?

El dengue tiene cura, pero no tiene tratamiento específico, ni en su forma leve ni en la forma hemorrágica. En la forma leve se deberá tratar como otro cuadro viral, con reposo, antitérmicos e hidratación. En los casos de dengue hemorrágico grave se requiere la asistencia en un hospital pues puede ser preciso que se tenga que transfundir al paciente o tratar un choque séptico en una unidad de cuidados intensivos.

¿Hay vacuna?

Desde el 2015 existe una vacuna tetravalente, Dengvaxia®, cuyo uso se ha aprobado para personas entre 9 y 45 años que vivan en zonas endémicas de dengue y que hayan sufrido ya una primera infección por alguno de los serotipos de este virus. Más allá de estos, si se tiene que viajar a estos países, se deben tomar medidas para evitar las picaduras, como asegurarse que las ventanas y las camas disponen de mosquiteras, llevar manga y pantalones largos de ropa clara (el mosquito Aedes es más activo en horarios diurnos) y utilizar espray repelente de mosquito que tengan concentraciones de 45% de DEET, la molécula repelente.

En caso de sospechar el contagio de dengue es importante ponerse en contacto cuanto antes con un servicio médico. El dengue, como enfermedad potencialmente peligrosa y transmisible, es de declaración obligatoria.

 

Lo que debes saber…

  • Es una enfermedad propia de las zonas tropicales y subtropicales del planeta.
  • El dengue no tiene tratamiento específico, pero sí tratamiento y vacuna.
  • En caso de sospechar el contagio de dengue es importante ponerse en contacto cuanto antes con un servicio médico.

 

Dr. David Cañadas Bustos
Médico consultor de Advance Medical

The post ¿Qué es el dengue y cómo se contagia? appeared first on canalSALUD.



13 febrero 2020 Centro médico El Edén0

La amaxofobia es la fobia o miedo a conducir cuyo origen puede variar en cada paciente. Es importante diferenciar el miedo, del pánico. El miedo se activa en el cuerpo mientras el pánico se activa la mente cuando intentamos controlar lo que percibimos y sentimos. Es justamente en este intento de tranquilizarnos cuando aumentamos el miedo y lo retroalimentamos.

Según el II informe sobre Amaxofobia del Instituto de Seguridad Vial de la Fundación MAPFRE, el 33% de la población española tiene miedo a conducir bajo ciertas condiciones y un 6% deja de conducir debido al miedo.

¿Qué síntomas produce?

El miedo a conducir es una fobia que se puede manifestar en la persona de diversas formas pudiendo afectar profundamente la seguridad personal y la autoestima. Estos son los síntomas que se pueden experimentar:

  • Nerviosismo
  • Taquicardia
  • Palpitaciones
  • Dolor de estómago
  • Mareos
  • Temblores
  • Sudoración en las manos
  • Falta de aire
  • Entumecimiento de extremidades
  • Dolores musculares
  • Insomnio y pesadillas relacionados con el viaje
  • Disminución o aumento del apetito
  • Visualización de posibles peligros
  • Sensación de alerta permanente

hombre joven al volante de un coche con cara de pánico

¿Cuál es su origen?

Haber tenido una experiencia traumática previa como un accidente de tráfico o algún problema durante la conducción, como un robo, puede terminar desencadenando amaxofobia, También puede ser síntoma de otro trastorno como agorofobia o hipocondría. Pero incluso el estrés puede pasarnos factura.

También afecta la falta de experiencia al volante sobre todo en conductores que llevan mucho tiempo sin conducir o han conducido muy poco desde que sacaron el carnet de conducir. Aunque la falta de destreza también es un desencadenante que aumenta la ansiedad. En este caso suele solucionarse tomando unas clases prácticas de reciclaje

¿Existe una cura?

Para poder superar el miedo a conducir es importante realizar un tratamiento personalizado para cada paciente en base a las causas desencadenantes. En el caso de que veas que la situación te sobrepasa, consulta con un psicoterapeuta.

También es importante que conozcas que se están desarrollando cada vez más softwares de realidad virtual para el tratamiento de la amaxofobia. Se establecen simulaciones realistas 360º mientras se miden índices biométricos relacionados con la ansiedad y se regulan los escenarios temidos de forma progresiva.

Lo que debes saber…

  • El miedo a conducir debe abordarse de forma específica según cuál sea su origen.
  • A grandes rasgos hay que atender tres niveles: los pensamientos anticipatorios, la gestión emocional durante la conducción y la planificación de un buen enfrentamiento gradual.

 

Cristina Agud
Especialista en Psicología Clínica
Psicóloga consultora de Advance Medical

The post ¿Cómo superar el miedo a conducir? appeared first on canalSALUD.


alimentos-rendimiento-intelectual.jpg?fit=1104%2C408&ssl=1

El término nootrópico se aplica a fármacos que contienen sustancias químicas que pueden ser de utilidad para personas con elevada demanda intelectual o para prevenir el deterioro cognitivo. Este mismo efecto lo generan algunos alimentos sin llegar a contener estas sustancias, es decir, son alimentos que mejoran el rendimiento intelectual, ejercitan la agilidad mental y la memoria.


algas-cocina-recetas-xl-668x400x80xX.jpg?fit=668%2C400&ssl=1

Las algas son un buen recurso culinario para incrementar la calidad nutricional de nuestra alimentación; son bajas en calorías y ricas en fibra, vitaminas y minerales. Basta con usarlas en pequeña cantidad. Veremos a continuación tres tipos de algas muy versátiles que se pueden añadir en muchos tipos de preparaciones y conseguir así un toque exótico en nuestros platos.


logo-centro-medico-el-eden

Centro Médico El Edén

C/Alcántara, 33 Totana 30850 Murcia

Teléfono: +34 968-420-766

Copyright by Lorca Comunicación @ 2019. Todos los derechos reservados.